¿Cómo mantener los buenos hábitos durante las festividades?

Ha llegado la época del año en la que nuestras emociones salen a flote y todo esto se ve reflejado en las decisiones que tomamos con respecto a la comida.

Y es que para algunas de las personas que cuidan su peso, Diciembre es como el examen final, la prueba reina que presentamos después de un semestre o un año de mucho sudor y sacrificio. Y si así lo vivimos, no tardaremos en sentirnos estresados y hasta frustrados con cada posibilidad de alimento. Pendientes de qué no debemos comer y no de disfrutar las festividades. Pero tampoco podemos irnos al otro extremo… entonces, ¿qué podemos hacer?

Primero que todo debemos tener claro que cuidarnos, estar saludables, es una decisión que se toma todos los días. Por eso debes perdonarte y seguir adelante cuando “caigas en la tentación”. No te niegues el placer de probar esos platillos que sólo vemos en navidad, que son tu debilidad y que seguramente te traen gratos recuerdos de tu infancia (en mi caso los pasteles y buñuelos, entre otros). Eso también te genera bienestar.

La manera como afronto estas situaciones —que no sólo se dan en fin de año— es un día a la vez. Aquí algunas pautas que podemos seguir para disfrutar estas festividades sin alejarnos de nuestras metas en el intento:

  • No dejes a un lado tu alimentación sana. Seamos honestos, no estamos de fiesta mañana, tarde y noche, así que mantén tu alimentación y el ejercicio como de costumbre todo el tiempo que puedas.

  • Toma suficiente agua. Otra cosa que no debes abandonar es la hidratación; recuerda que si consumes poca agua puedes sufrir de dolores de cabeza, fatiga, hambre, antojos de dulces y problemas digestivos.

  • Consume alimentos ricos en potasio. Para ayudar a eliminar el exceso de sodio de tu cuerpo y evitar la retención de líquidos, come más frutas y verduras ricas en potasio como el banano, champiñones, espinacas, vegetales de hoja verde, tomates, naranjas, ciruelas pasas, kiwi, melón, papa y brócoli entre otras.

  • En caso de que puedas reunirte con tu familia, ten lista una respuesta diplomática para los que insisten en que bebas o comas en exceso. No se trata de ser petulante ni grosero, sólo recuerda que estás para compartir, no sólo por la comida.

  • A la hora de comer sírvete de último. Así, para cuando tú termines, ya los demás habrán dejado de comer y quedarás menos tentado a repetir.

  • No te olvides de dormir. Recuerda que nuestro cuerpo necesita del sueño para reponerse. Si no duermes lo suficiente estarás más propenso a los antojos.

Lo más importante es recordar que no porque te hayas permitido comer tu plato favorito vas a tirar por la borda todo lo que has logrado por tu salud.


Ahora, en caso de que estés sintiendo mucha ansiedad por la comida, o que sufras de indigestión ya sea por exceso o porque terminaste comiendo algo que te cae mal, te recomiendo uses alternativas naturales como los siguientes aceites esenciales y mezclas:

El aceite esencial de Toronja en un aceite cítrico, desintoxicante y fresco que usamos en los procesos de cambio de hábitos que apoya cuando presentamos antojos por comer. Además es energizante y brina equilibrio emocional (¿Cómo adquirir los aceites?)

La Menta, vigorizante y refrescante nos apoya por partida doble en estas fechas. Entre sus múltiples propiedades tenemos que ayuda con los malestares digestivos y apoya con los antojos. Además es una excelente alternativa cuando tenemos dolor de cabeza, musculares o para despejar nuestra respiración. (¿Cómo adquirir los aceites?)


¿Antojo de dulce? La naturaleza nos regaló el Hinojo. Un aceite fuerte, purificante y de refuerzo, nos ayuda no sólo a sortear esos antojos de postre que tanto se presenta en estas fechas, sino que también nos ayuda si tenemos náuseas, cólicos, espasmos o flatulencias. (¿Cómo adquirir los aceites?)


Por último, te recomiendo el Zengest/Digestzen, una mezcla de aceites de Hinojo, Jengibre, Menta y semilla de Cilantro, que ayuda con todas las dificultades digestivas como hinchazón, flatulencia, acidez, náuseas, indigestión, diarrea, extreñimiento, entre otros. Nada mal, ¿cierto? (ver testimonio)


¡Disfruta las fiestas y recuerda que mañana será un nuevo día para continuar!

En enero te invito a que comiences el año con mi Programa Detox Renuévate (Ver testimonio de mi programa)


Un abrazo,


Consuelo

32 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo