Fin de año... Tiempo de reflexión

Actualizado: 9 dic 2020

¿Alguna vez has acabado con un paquete completo de papitas o galletas? ¿Comiste pizza o un postre hasta sentirte enfermo? ¿Bebiste más café o vino del que tu cuerpo quería? ¿Recuerdas cómo te sentiste en ese momento?


¿Por qué el perdón te ayuda a sanar?


En ocasiones comemos demasiado para distraernos del dolor emocional. Piénsalo un poco, ¿te ha sucedido? A veces, cuando comes demasiado, no lo haces por hambre en absoluto. Lo haces porque te sientes solo o enojado o triste o resentido o frustrado. O algo más… Entonces, ¿a qué herida te estás aferrando?


El Poder del perdón


¿No sería más efectivo hacer frente a esos sentimientos? La mejor forma, la más completa, la más divinamente perfecta de hacer eso es el perdón. Perdonar no es fácil, ni siquiera para los más iluminados entre nosotros. Si estás permitiendo que tu estado de salud se vea controlado por las heridas del pasado, te invito a comprometerte a perdonar. Estos pasos pueden ayudarte:


Habla con alguien de tu entera confianza sobre tu deseo de perdonar. Conversar con otros es supremamente reconfortante.


Escribe una carta a la persona que te gustaría perdonar. Puedes decidir si enviarla o no.


Ponte en los zapatos de los otros. Mira la situación desde la perspectiva de la otra persona. Eso puede cambiar la tuya.


No olvides perdonarte a ti mismo. A veces somos más duros con nosotros mismos que con los demás.


Entiende que eres responsable de tu propia actitud. No dejes que guardar rencor te impida sentirte libre, abierto y poderoso en tu propia vida.


Usa la aromaterapia. Los aceites esenciales apoyan a aquellas personas que desean perdonar. (dónde adquirirlos)



El tomillo vacía el alma de negatividad, dejando el corazón abierto. En este estado, la persona empieza a sentir tolerancia y paciencia hacia los demás. A medida que el corazón se abre, puede recibir amor y ofrecer el perdón. Cuando las personas olvidan, se liberan de las cadenas emocionales. Transforma el odio y la ira en amor y perdón. (Lo quiero!)


El geranio restaura la confianza, especialmente cuando una persona la ha perdido en los demás debido a circunstancias difíciles de la vida. Cuando ha habido una pérdida de confianza en las relaciones, el geranio alienta la honestidad, el amor y el perdón. Fomenta la receptividad al amor humano y la conexión. (Lo quiero!)


La mezcla Forgive de doTERRA nos desafía a dejar de lado la amargura y a aceptar a los demás como parte de la familia humana. Nos invita a liberarnos, dándonos cuenta de que los otros hacen lo mejor que pueden y que merecen nuestra compasión y perdón. (Lo quiero!)



¿Cómo diferenciar entre el hambre emocional y el hambre física?

  • El hambre emocional empieza repentinamente.

  • Cuando realmente tienes hambre estás abierto a opciones; con el hambre emocional quieres comer algo específico.

  • El hambre real puede esperar

  • El hambre emocional siempre incluye sentimientos de culpa


Perdona y mira cómo tu relación con la comida se vuelve cada vez más fácil.


Felices fiestas,


Consuelo

24 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo